miércoles, 17 de marzo de 2010

En cenizas



Encerrado en paredes cáusticas,
sonoras y degradantes para el mundo en sí,
siendo mis palabras peligrosas enemigas,
siendo susurros alejados de su esencia.
fui alguna vez quien dijo que no moriría por eso,
hoy entre mis cenizas recuerdo mi mortal incidente,
Siendo quien increíblemente olvida lo que siente...

Fue el que en drásticas notas perdió el sendero.
Pensé que solo mis bolsillos rojos irían al insabello,
comprendí al fin la soledad del vuelo vespertino,
y rompí en llanto con mi lejana agonía,
con mis murmullos de madrugada,
y mis huellas en el agua.

Conocí tus odios pasajeros,
desperté muerto un día…
y aún no comprendo qué fue de mi razón,
porqué estoy tan lejos?,
porqué tan equivocado?,
y mis ojos hablaban por mi...

Secos, fríos, olvidados,
mientras alejada y triste se fugaba en sueños,
yo deseaba su alegría en tiempos oscuros...
Sentí el dolor de sus alas,
fingí no creerlo, fingí ser su mascara de rojo deseo,
fui su anhelo por momentos...
Siendo quien en cenizas codicia su aliento.